Mundo Doblaje - Todo un mundo de servicio a su disposición - Mundodoblaje.com

El Club del Doblaje

Mundo Doblaje

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Historias del Blog: Fritz Lang contra el doctor Mabuse

Publicado por en en Mundo Doblaje
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2123
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Hola amigas y amigos del Club del Doblaje, bienvenidos a vuestro Blog. Hoy vamos a hablar del Mal, de la encarnación de ese Mal que siempre acecha a la paz, a la convivencia y a la conciencia dormida que se aparta y mira para otro lado o se tapa la nariz, los ojos y los oidos para no enterarse de nada de lo que sucede a su alrededor.

¿Quién es el doctor Mabuse? Es el Diablo, es Adolf Hitler, es el Nazismo alemán... es la decadencia alemana.

Vamos a tratar de responder a esta inquietante pregunta sobre la verdadera identidad de este siniestro personaje, enemigo de la Humanidad y de todo lo decente que hay en ella. Pero claro, si hay un monstruo, también hay un héroe. En este caso, es el hombre que tuvo el coraje suficiente de sacarlo a la luz pública, de decir su nombre y de ponerle cara para que todo el mundo supiera de su existencia. Nos referimos al propio Fritz Lang, el artista que se convirtió en su peor enemigo al revelar la existencia de este monstruo demente y cruel.

b2ap3_thumbnail_004_20210305-101712_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20210305-102523_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20210305-103752_1.jpg

Como Frégoli, mago famoso por su habilidad para disfrazarse en pocos segundos ante su atónito púbico, como la Pimpinela Escarlata, cuya caracterización, incluso de vieja revolucionaria fumando en pipa, resultaba convincente, el doctor Mabuse, supervillano de la pantalla en una época en la que el Cine era mudo, es capaz de transformarse en los más variados personajes: puede ser un poderoso banquero, un psiquiatra, un jugador de ventaja con las cartas, un hábil falsificador de divisas, un afamado aristócrata imperial o un bamboleante marinero borracho entre las sombras.

Y siempre, con cualquier atuendo, un genio del mal, un villano no interesado en las riquezas materiales sino en el goce que obtiene de “jugar con los hombres y sus destinos”. 

b2ap3_thumbnail_18447452.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx.jpg

Fue en efecto un personaje maléfico. Fritz Lang, director de sus películas junto a su mujer y guionista, Thea von Harbou, decidieron que su personaje, debía ser el archivillano dispuesto a conquistar el mundo y que debía ser capaz de todo para lograrlo, un precedente de Adolf Hitler.

El actor Rudolf Klein-Rogge fue el encargado de interpretar a Mabuse. La suya es una historia paradójica. Su labor como actor está ligada con fuerza a Lang, el cual se casó en 1922 con la ex-esposa de éste, Thea Von Harbou. Lang utilizó a Mabuse para desenmascarar a Hitler, y sin embargo Klein acabó siendo un icono del cine alemán en la dictadura nazi. Era frecuente verle como oponente de otro gran actor de la época, Emil Jannings.

Su actividad artística no sobrevivió al Tercer Reich. Después de la guerra, fue sometido a juicio y a un proceso de desnazificación. Abandonó para siempre su trabajo de actor y murió en 1955.

Y quién es el héroe de nuestra historia.  Sin duda, Fritz Lang. Él situó al demoníaco doctor Mabuse en un universo urbano de pesadilla que culminaría cinco años después en su película Metrópolis. Uno de los films más famosos de la historia del Cine.

Lang participó en la Primera Guerra Mundial. Obtuvo el grado de teniente en el ejército austríaco. Fue herido en cuatro ocasiones y le licenciaron en 1916.

Convaleció durante un año en un hospital de Viena y empezó a colaborar en representaciones teatrales que organizaba la Cruz Roja y a escribir guiones y novelas cortas.

Parte de este material lo vendió a Joe May y a otros directores de la época.

Con la posguerra llegó el expresionismo, y Lang –como otros directores en aquellos duros tiempos- aplicó al cine el gigantismo de los espectáculos teatrales de Max Reinhardt de una década antes.

“Metrópolis” y luego “Una Mujer en la Luna” –donde Lang, inventó, por ejemplo, la cuenta atrás- dieron al cine de ciencia-ficción su carta de nobleza.

Su odio visceral del nazismo y el totalitarismo agudizó su comprensión de la psicología criminal, de la que “M el Vampiro de Dusseldorf” ha quedado como un estudio soberano.

Los personajes tortuosos y retorcidos serían constantes en su carrera norteamericana, durante la cual se hizo progresiva, irreductiblemente negra su visión de la sociedad, hasta llegar a películas del calibre de “Los Sobornados”, “Mientras Nueva York duerme” y “Más Allá de la Duda”. Todas ellas obras maestras del pesimismo más radical.

Lang declaró sobre su archienemigo Adolf Hitler, digo, el Doctor Mabuse lo siguiente después de filmar en 1932 la secuela de su primera película sobre el personaje rodada diez años antes: “Quería demostrar que quien se entrega al crimen o al nacionalsocialismo es destruido. E igualmente que quien, como el director del asilo donde está internado el siniestro personaje, no se opone a tal doctrina y sigue la senda del archicriminal, va hacia un final análogo: la locura. El desenlace de la película muestra al director del manicomio en el mismo estado que el doctor Mabuse, loco, lo mismo que el criminal con quien se ha identificado”.

b2ap3_thumbnail_Doctor-Mabuse.jpg

En 1932, su esposa y guionista, Thea Von Harbou se había pasado definitivamente al partido nacionalsocialista y ya tenía su carnet de afiliada. A pesar del miedo a que se descubrieran las raíces judías de Lang, y aún temiendo seriamente por la vida de su madre, sin embargo se sintió irremediablemente fascinado por la idea de realizar en Alemania un film que denunciara metafóricamente la doctrina de Hitler. Así nació El Testamento del doctor Mabuse.

La trama de la película narra cómo una investigación policial, a cargo del inspector Lohmann a partir de las declaraciones del ex-detective Hofmeister, dirige sus pasos hacia este carismático criminal, que, sin embargo, se encuentra recluido en una institución psiquiátrica.

Allí, donde también será internado Hofmeister tras ser inducido misteriosamente a la locura, Mabuse redacta sus planes criminales, mientras es objeto de la atenta observación del profesor Baum, obsesionado con su figura. La película tuvo una versión francesa, realizada en los escenarios originales de la producción alemana, y una continuación en 1960 con “Los crímenes del doctor Mabuse” en la que el actor alemán Wolfgang Preiss encarnaría al malvado.

b2ap3_thumbnail_projector-361358_1280.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20210305-103942_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20210305-104226_1.jpg

Bueno amigos y amigas del Blog, nos vemos en el Club del Doblaje muy pronto.

Hasta entonces, pasadlo muy bien y espero que os divertáis mucho en estos dias de sonrisas, caramelos, disfraces y truco o trato. ¡Feliz Halloween!.

 

 

Referencias Bibliográficas: Cine de Terror de editorial Planeta de Agostini y La Enciclopedia del Cine de editorial Salvat.

 

Nota: Todas las fotos e ilustraciones son propiedad de sus autores.

 

Comentarios