Mundo Doblaje - Todo un mundo de servicio a su disposición - Mundodoblaje.com

El Club del Doblaje

Mundo Doblaje

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Historias del Blog: Mis stripteases favoritos

Publicado por en en Mundo Doblaje
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 146
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Hola, buenos días desde Madrid. Soy José Manuel Álvarez, esto es Historias del Blog y vamos a hablar de una parte importante de la vida humana. El erotismo y de lo que para mí es uno de sus momentos culminantes. El Striptease.

Los he visto en vivo y en directo en un cabaret parisino y los he visto en el teatro y también en el cine y siempre que se han hecho con clase, elegancia y estilo, me han encantado, me han seducido y me han conquistado. Lo reconozco sin ningún rubor, bien hechos, me encantan.

¿Qué es un striptease? Internet dice: Es un espectáculo, generalmente un baile en el que la persona que lo lleva a cabo, se va quitando la ropa sensualmente delante del público. Generalmente se realiza en cabarés, table dances, clubes nocturnos, teatros, locales de mala reputación y también en algunas de las películas que exhiben los cines.

b2ap3_thumbnail_girls-158367_1280.png

b2ap3_thumbnail_004_20220628-202411_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20220628-202822_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20220628-203207_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20220628-203502_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20220628-203639_1.jpg

Vamos a hablar de algunos stripteases legendarios. Empezamos con Kim Basinger y “Nueve semanas y media”. Lo que en principio no era nada más que una actualización del sexo light para yuppies y burgueses practicado por Just Jaeckin en los años setenta (Emmanuelle, Historia de O, etc) se convirtió en un éxito desbordante de público. Kim Basinger y Mickey Rourke deben al bueno de Adrian Lyne y a esta película del año 1986 su ingreso en  el selecto, controvertido y exclusivo Olimpo de iconos sexuales o de mitos eróticos, según el lector prefiera, del siglo XX.

La Basinger ha tenido una más que interesante carrera cinematográfica mientras que el guaperas de Rourke ha tenido de todo. Muchos millones, fama, tiempo libre para odiarse a sí mismo, para odiar a la Industria, para odiar su cara, para boxear, para luchar, para hacerse el harakiri con innumerables operaciones de cirugía estética con las que –digamos- ha reinventado su rostro. Además ha tenido tiempo para hacer dos películas muy serias e impactantes: “El corazón del ángel”, “Requiem por los que van a morir” y “Sin City” además de ganar un Oscar de Hollywood por “El luchador”, pero en “Nueve semanas y media”, nuestra querida Kim Basinger no necesitaba desnudarse del todo en medio de la oscuridad de aquel lujoso apartamento, incluso jugaba con el cablecito del teléfono fijo y aunque él pretendía mezclar pezones con fresas y nata todo el tiempo, el público nunca necesitó ver totalmente desnuda a la bellísima Kim Basinger.

Pero con todo, nadie como Demi Moore imparable y desesperada, se marcaba un striptease brutal, arrollador, poderoso y espectacular que podría impresionar a las momias del antiguo Egipto de los Faraones.

Tremenda y bellísima, la entonces señora de Bruce Willis se marcó un glorioso espectáculo que se salía dentro de una película más bien pobre.

No anduvo muy fino el director del film, Andrew Bergman en 1996, pero había filmado un momentazo rompedor en una película mediocre que se llevó palos de todas partes, merecidamente diría yo. Aun así, Demi Moore puede –en mi opinión- presumir de haber protagonizado un striptease genial, probablemente el mejor de la historia del cine. Y eso, ni es cualquier cosa ni tampoco está al alcance de cualquiera. ¡Bravo por ella!

Y después de recordar dos sugerentes bailes eróticos antológicos pasamos a un cruce de piernas que sigue levantando pasiones y polémica, treinta años después de su estreno en cines. El cruce de piernas de Sharon Stone que lo dejaba todo al descubierto y cuando digo todo, es todo. Ella era mala, realmente mala pero bellísima, sexy, pérfida, mentirosa, poderosa y nunca llevaba ropa interior aunque le gustaba usar el picahielos para prepararse una copa y llegar más allá del límite con todos sus amantes. Sin escrúpulos, sin moral, sin conciencia, sin bragas, sin sujetador. Por fuerza tenía que ser una chica muy peligrosa, ¿o no?

Dejamos San Francisco, su bahía, su mítico puente y los problemas de su cuerpo policial para volver a remar en aguas menos “turbulentas”.

Elizabeth Berkley se marcó una actuación impresionante en la película “Showgirls” de Paul Verhoeven. Una película muy interesante, menospreciada por la crítica pero que está muy bien, más de lo que mucha gente se piensa.

Ella es una ambiciosa chica de pueblo que llega a Las Vegas con ganas de triunfar, de arrasar. Está dispuesta a comerse el mundo, a tenerlo todo, pretendientes, amantes, ropa de la mejor, joyas y mucho dinero.

Detrás de las escenas subidas de tono, de los números musicales y del erotismo, hay un duro retrato del mundo del espectáculo y sus grandes ambiciones y de quienes las codician por encima de todo. Una versión con tangas, plumas, purpurinas, cubre pezones, pechos al desnudo, muslos interminables, nalgas celestiales y curvas realmente peligrosas. Una versión descarnada y descarada de “Eva al desnudo” del gran Mankiewicz (1950). Showgirls resulta una película impecable en sus números erótico-festivos, e implacable en su melodramática y ácida visión del “Show Business”. Ni la chica que parecía ser inocente era tan inocente ni la Diva que teme perder su status por la pujanza de su rival es tan mala. Además, la falta de moralidad está bien representada por las proposiciones deshonestas y también por la más que evidente tensión sexual entre las dos mujeres protagonistas que es resuelta finalmente cuando Nomi le revela a Crystal que no habría tenido ningún inconveniente en haber hecho el amor con ella de haber sabido cuáles eran sus depravados anhelos.

Si Elizabeth Berkley estaba radiante, potente y bellísima no es para menos la espectacular presencia de Gina Gershon, su antagonista femenina. Para completar el siempre atractivo y perfecto Kyle MacLachlan recién llegado desde “Twin Peaks” con ese aire de universitario de Boston, buen chico y con un pelo perfecto, envidia capilar de toda la cofradía masculina. Un “partidazo” que cualquier mamá desearía para sus hijas, ya sea en Nebraska, en Nueva York o en Sausalito.

Otros momentos recomendables e inolvidables podrían ser los siguientes: Lolita Davidovich en “El escándalo Blaze” de Ron Shelton (1989), Natalie Portman en “Closer”de Mike Nichols (2004), Jessica Alba en “Sin City: Ciudad del pecado” de Robert Rodríguez, Frank Miller y Quentin Tarantino (2005), Jamie Lee Curtis en “Mentiras arriesgadas” de James Cameron (1994) realiza uno de los bailes eróticos más bonitos, finos y sensuales de los que servidor ha visto en la gran pantalla. A destacar también la maravillosa Paz Vega en “Lucía y el sexo” de Julio Medem (2001), Rebecca Romijn-Stamos en “Femme Fatale” de Brian De Palma (2002), Salma Hayek en Abierto hasta el amanecer y la bellísima Eiza González en la serie de televisión basada en esta película, Jennifer Aniston en “Somos los Miller”, Penélope Cruz en “Alta sociedad” de Martha Fiennes (2005) y Rita Hayworth en Gilda de Charles Vidor (1946), película en la que un simple guante de mujer lo es absolutamente todo, la seducción que puede hacer enloquecer a un hombre de rabia, de odio, de amor, de pasión y todo al mismo tiempo.

Pero es que el amor lo es todo, un auténtico volcán o un microondas a punto de explosionar. Es al tiempo invierno, verano, rayos, truenos, primavera, centellas, tormenta, frío, calor y para combatir una ola de calor lo mejor tal vez es pasarla bien acompañado, con poca ropa y mucha, mucha pasión y toneladas de amor.

Cuando es más tarde que ayer pero más temprano que mañana, vamos terminando hoy la entrada de nuestro querido blog, El Club del Doblaje.

Soy José Manuel Álvarez y esto es Mundo Doblaje.

Muchas gracias por estar ahí. Nos vemos pronto. Si hemos sido incorrectamente políticos nos vamos felices a seguir con nuestras cosas, nuevas aventuras cinematográficas. Nuevas historias del blog. Se os quiere un montón.

 

Bibliografía y referencias: Revista Fotogramas y Wikipedia

 

Nota Importante: Todas las fotografías e ilustraciones son propiedad de sus autores.

Comentarios