Mundo Doblaje - Todo un mundo de servicio a su disposición - Mundodoblaje.com

El Club del Doblaje

Mundo Doblaje

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Historias del Blog: La momia, un mito del cine

Publicado por en en Mundo Doblaje
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1490
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Buenas noches desde vuestro blog favorito cuando son las once y cuarto de la noche, hora peninsular en los madriles. Siendo hoy la fecha que es; el 31 de Octubre, vamos a hablar de un icono de los viejos estudios Universal. La Momia, un muerto que ni está del todo muerto, ni está contento y presumimos que tampoco es feliz. En 1932, Karl Freund realizó un film, en el que Karloff -una vez más- lo bordó como un torturado Imhotep, un hombre condenado eternamente por sus pecados.

b2ap3_thumbnail_004_20181031-224541_1.jpg

Dicho lo cual, entramos en materia. La Momia no bebe de una fuente literaria concreta. John L. Balderston convirtió un guión en una historia original, ideada por Nina Wilcox Putnam y Richard Schayer, con un argumento muy similar al de otro gran éxito de la Universal. Nos referimos a Drácula.

El actor elegido para encarnar al desichado protagonista de esta trama sería Boris Karloff. Este actor inglés lograría un auténtico hito en su tiempo, un mito del género fantástico en el cine. Suyos son el monstruo del doctor Frankenstein, el doctor Fu Manchu - personaje creado por el novelista Sax Rohmer en 1913- en la película The Mask of Fu Manchu de Charles Brabin (1932) y por último, la momia Imhotep, otro personaje que exigía -al igual que la criatura de Frankenstein- una caracterización agresiva que dificultaba el rodaje. Jack Pierce hizo un trabajo increíble con el maquillaje para crear un personaje aterrador.

b2ap3_thumbnail_004_20181101-075226_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20181101-075450_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20181101-075729_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20181101-075933_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20181101-080405_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20181101-080700_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20181101-080757_1.jpg

Boris Karloff no fué la momia en ninguna otra película de la Universal sobre este personaje, en que el famoso monstruo pasó a llamarse Kharis. En esos "derivados" fueron los actores Tom Tyler (The Mummy's Hand) y Lon Chaney Jr. (The Mummy's Tomb, The Mummy's Ghost y The Mummy's Curse) los que se encargaron de dar vida a tan siniestro y oscuro personaje.

Podemos encontrar entre las mejores y/o las versiones más populares de la historia de la Momia las siguientes películas: La Momia de Terence Fisher (1959) producida por la Hammer y con un tal Christopher Lee como el flamante Kharis y por supuesto, en un lugar destacado está La Momia de Stephen Sommers (1999) y sus secuelas, en las que se retoma el mito de forma espectacular con unos extraordinarios efectos especiales, unos personajes inolvidables y un sinfín de trepidantes aventuras muy bien combinadas con una buena ración de sustos. En definitiva un "blockbuster" planetario.

Punto y aparte merece la versión de La Momia que creó el gran Steven Spielberg para la televisión en su serie Cuentos Asombrosos, con el episodio La Momia papá, que fué dirigido por William Dear en 1985. Uno de los mejores y más divertidos homenajes al cine clásico y a sus iconos más importantes que se han visto por la tele.

Y volviendo al clásico de los años treinta, digamos que esta cinta fué una precursora importante en algunas cosas. Concretamente en la introducción del romanticismo en el cine de terror, algo que se ha convertido en un elemente practicamente indispensable en todas las obras maestras del género y en ser la primera del subgénero de "los resucitados". La Momia es por derecho propio mucho más que un simple zombi vendado para ocultar las huellas del paso del tiempo en su maltrecho cuerpo.

MOMIAS DE RISA Y OTRAS HIERBAS:

Los grandes éxitos de taquilla suelen convertirse pronto en un filón de materia prima para hacer parodias del cine de terror en clave de humor para poner carcajadas donde antes sólo había sustos y algún que otro grito.

Las fronteras del miedo están muy cerca de su válvula de escape natural, la risa, capaz de disimular el escalofrío provocado por una situación angustiosa.

Hagamos historia: cuatro años después de que Boris Karloff apareciera en la gran pantalla cubierto por unas vendas egipcias milenarias, Fred Guiol parodió aquella historia de terror en la película titulada Mummy's Boys (1936).

La pareja cómica compuesta por Bert Wheeler y Robert Woolsey, tocados ellos con un salacot y con un habano caro entre los dientes, emprendían una expedición a Egipto sin intenciones de saquear tumba alguna, sino todo lo contrario: su misión en la película era reponer los tesoros robados en una pirámide para librarse de su maldición.

Superman, el popular personaje creado por Jerry Siegel y Joe Schuster, se enfrentó también con las momias en Superman in The Mummy Strikes (1943), uno de los dibujos animados de su serie, realizados por Max Fleischer en plena Segunda Guerra Mundial. Un año después, Edward Cline continuaba la línea iniciada con Loquilandia (Hellzapoppin, 1941) y Casa de locos (The Crazy House, 1943), esta vez con The Ghost Catchers (1944), donde dirigió a otra pareja popular de la época, Ole Olsen y Chic Johnson. Aquí ayudaban a un coronel retirado y a sus hijas a librarse de una vieja mansión sureña habitada por fantasmas, entre los cuales estaban un tal Lon Chaney Jnr., en la piel de un oso gigantesco, y Leo Carrillo como La momia.

b2ap3_thumbnail_004_20190630-201540_1.jpg

Columbia Pictures, en un intento de comercializar este filón paródico de la Universal con sus monstruos clásicos, realizó los famosos Three Stooges, más conocidos en España como Los tres chiflados. Un viaje a Egipto repleto de voluntarios anacronismos en la cinta Mummy's Dummies (1948), y también probaron suerte con la inefable y archiconocida pareja cómica formada por Bud Abbott y Lou Costello, heredera del dúo genial compuesto por Laurel y Hardy, "El gordo y el flaco". Sus películas llegaron a reunir y mezclar en ocasiones a la totalidad del clan de monstruos de La Universal, pero dedicaron a la momia de Boris Karloff su hilarante comedia Abbot and Costello Meet the Mummy (1955). La belleza de la actriz Marie Windsor enredó a la pareja cómica en la búsqueda de un medallón que debía permitirles acceder a un tesoro faraónico.

b2ap3_thumbnail_004_20190630-201302_1.jpg

Este film se realizó con un presupuesto muy bajo, contó con el actor Eddie Parker, en el papel de Kharis, La momia, quien en esa ocasión, a fin de reducir las prolongadas y costosas horas de maquillaje, llevaba el rostro envuelto en vendas, excepto los ojos y la boca.

La fórmula de acercar a la galería de las criaturas de la noche a cómicos de renombre también alcanzó cierto éxito en México. Así, en la película El castillo de los monstruos (1957), Clavillazo encontraba en su accidentada noche de bodas a varios monstruos clásicos, entre los que figuraba La momia.

A Tin Tan (Germán Valdés) le ocurría algo parecido en La casa del terror (1959). Ni siquiera el pobre Pato Donald pudo escapar a esta singular moda ya que en el cortometraje de dibujos animados Mummy's Goose (1964) se encontraba cara con La momia.

Esta curiosa moda también aterrizó en España. Algunos ejemplos de ello son Aquí huele a muerto (pues yo no he sido) con el dúo humorístico Martes y Trece haciendo un entretenido homenaje al género del fantaterror con algunos de sus más destacados miembros, como el hombre lobo patrio Paul Naschy (Jacinto Molina) alias Waldemar Daninsky. Extrañamente, la momia femenina más sensual no es de factura británica, sino que corresponde a la producción española La momia nacional (1980), que dedicaba sus dias a perseguir y violar a todos los varones que se cruzaban en su camino. Otra obra que también presenta ciertos matices eróticos, que lindan incluso con lo pornográfico, es O secreto da mumia (1982), del brasileño Ivan Cardozo.

Un grupo de adolescentes resucitaron a una momia juvenil en I Was a Teenage Mummy (1992) y también tuvieron tintes humorísticos Pesadilla antes de Navidad de Tim Burton (1993), Under Wraps (1997), Transilvania 6-500 (1985), El retorno de las Brujas (1993), Un hombre lobo americano en Londres (1981), Un hombre lobo americano en París (1997) y también me gustaría señalar la divertida película All New Adventures of Laurel & Hardy: For Love or Mummy (1998).

Y LA MOMIA FUÉ MUJER:

b2ap3_thumbnail_004_20190630-204242_1.jpg

Y Sofía Boutella se convirtió en la malvada, peligrosa y hermosísima Princesa Ahmanet. La legendaria momia. Todo un hito porque ella ha sido la primera mujer en encarnar a este mito del Cine de Terror. Un hito doble porque Boutella es árabe, con todo lo que ello implica hoy en dia. Nacida en Argelia el 3 de Abril de 1982, es bailarina, modelo y actriz. Se mudó con su familia a Francia siendo niña y actualmente vive en Los Ángeles. Su pareja es el también actor irlandés Robert Sheehan (1988), seis años más jóven que ella. Un curriculum vitae personal y profesional que no gustará nada a los ortodoxos musulmanes. Lo cual habla muy bien de ella y personalmente nos alegra mucho.

b2ap3_thumbnail_004_20190703-064549_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20190630-204356_1.jpg

En el año 1127, un grupo de caballeros cruzados ingleses capturan un gran rubí de color sangre del antiguo Egipto y es sepultado en la tumba de uno de ellos con la esperanza de que nadie lo encuentre. En 2017 en Londres, un equipo de construcción descubre la tumba de los caballeros y un misterioso hombre es autorizado para investigar los hallazgos descubiertos en el interior del sitio. En un flashback de la película, los jeroglíficos en un mural circular en la tumba, que se remontan a la época del Nuevo Imperio, cuentan la historia de la implacable princesa Ahmanet de Egipto. La acción entonces, se traslada a la época del antiguo Egipto y se relata de que ella era la primera mujer en la línea de sucesión al trono de su padre, el faraón Menehptre, sólo para ser despojada de su derecho de nacimiento, cuando la segunda esposa del monarca dio a luz a un hijo varón.

b2ap3_thumbnail_004_20190630-204454_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20190630-204532_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20190630-204843_1.jpg

b2ap3_thumbnail_004_20190630-204922_1.jpg

Enfurecida y llena de rencor, la Princesa está decidida a conseguir el trono que le pertenece por derecho a cualquier precio, Ahmanet entrega su alma al dios egipcio Set, quien le da una daga especial para transferir su espíritu en una forma corporal. Tras asesinar a toda su familia, Ahmanet intenta sacrificar a su amante para dar una forma física al dios Set, pero los sacerdotes de su padre la descubren y matan a su amante durante ese oscuro acto de brujería.

Por aquel sacrilegio y por el asesinato de su familia, Ahmanet es acusada de alta traición y es condenada a ser momificada viva y sellada dentro de un sarcófago, luego es llevada a lo más profundo del desierto y sepultada en una prisión de mercurio para de esta forma nunca pudiera volver al mundo de los vivos. Muy pronto el siglo XXI verá alzarse un poder tan terrible como letal que amenaza con imponer el reinado de las tinieblas sobre la tierra arrasando todo a su paso.

Ya no te cuento más. Si quieres saber más, te invito a ver la película protagonizada por Tom Cruise, Sofía Boutella, Annabelle Wallis, Russell Crowe y Courtney B. Vance.

Así pues amigos y amigas. Monstruos y monstruas, terminamos hoy nuestra entrada del blog, cuando son las 12 menos cuarto de la noche.¡Feliz Halloween!.Os esperamos aquí en El club del doblaje.

Muchas gracias por estar ahí. Buenas noches.

 

Atentamente: José Manuel Álvarez

 

 

Bibliografía y fuentes: Revista Fotogramas y Wikipedia.

 

 

 

NOTA IMPORTANTE: Todas las fotografías e ilustraciones son propiedad de sus autores.

Comentarios